¡RECIBE la versión IMPRESA en tu casa!

ISSN 2451-599X

Document

ENCUADERNACIÓN

Hallazgo de un estilo de encuadernación en Colombia

Por: Eusebio Arias Casas

Las fotografías ilustran el proceso de restauración al que fue sometido el manuscrito: Libro 20 de Deudas Hacienda, año de 1818.  Además de algunos apartes del proceso de limpieza, saneamiento,reintegración de faltantes en algunos de sus folios, como de su cubierta. Así mismo la corrección de malformaciones en el lomo, el cual presenta una superficie en forma de media caña y, el frontis totalmente salido y defectuoso.

Libro 20 de Deudas Hacienda, año de 1818.

Hasta aquí no hay nada novedoso, se trata de procedimientos  frecuentes a los cuales se someten los libros cuando están afectados por agentes biológicos o físicos, como resultado de estar almacenados en ambientes húmedos o contaminados.

 

Para corregir las citadas malformaciones que afectaban anatomía del libro, además de la rotura del hilo que enlaza los distintos fascículos que hacen parte de su estructura funcional, se procedió al desmonte de su cubierta.

 

Posteriormente se recolectaron vestigios arqueológicos, como pruebas forenses para establecer el estilo de encuadernación con el cual los artesanos colombianos del siglo XIX, elaboraban los libros contables de la Real Hacienda denominados de cuentas, Asiento y, de Cargo y Data. En el periodo final de La Colonia  y, comienzos de  la República se denominaron Libros de Hacienda.

 

En España recibieron el nombre de Libros Horadados, con la particularidad que muchos de ellos carecían de encuadernación. Se trataba mas bien de legajos sueltos a los cuales en una segunda instancia se perforaban en la parte superior izquierda, posteriormente se introducía una cinta y, finalmente se hacía un nudo para asegurar el cuerpo del mamotreto suelto.

 

Los libros de la Nueva Granada se dividían en varios ramos o apartados: de deudas en las que se incluía el remate de las escribanías; factoría, estanco de aguardiente, tabaco, naipes etc. en los cuales se registraba los movimientos contables que producían las rentas derivadas de aquellas operaciones comerciales. Otros, por el contrario, registraban la entrada y salida de oro y plata de la antigua Casa de la Moneda. Estos últimos son de estilo mudéjar, decorados sobre su cubierta en pergamino con cordoncillos de cuero formando un alfardón encadenado de origen árabe.


Proceso de limpieza, saneamiento,reintegración de faltantes.
Una encuadernación distinta a los libros que lo antecedieron.

El libro de Hacienda en concurrencia, sus registros contables consignados en sus folios abarcan un período comprendido entre el año de 1818 y 1832, etapa transicional entre las guerras de independencia frente a  la corona Española y el inicio de la República. Sin embargo, resulta bien interesante el contenido del manuscrito, porque a pesar de la Batalla del Puente de Boyacá (1819), en la que se  sella definitivamente la independencia, se siguen conservando ciertas practicas administrativas heredadas de los estamentos coloniales, como el cobro de alcabalas a los estancos por la venta de aguardiente.

 

La característica predominante en la confección del citado libro, es su estilo de encuadernación. La fijación de su cubierta es bien distinta a los libros que lo antecedieron, es decir, que los cabos de los nervios o enlaces que provienen de la costura del bloque del libro, después de pasar por sendos orificios,distantes el uno del otro por escasos centímetros de distancia, efectuados en el pliegue o bisagra de su cubierta y, en forma horizontal, no se rematan entre la contra tapa y la guarda como era usual en los libros encuadernados en el siglo XVll.

 

Se acude a las viejas prácticas heredadas de los coptos de Egipto del siglo lll d.C. Es decir, las tapas de su encuadernación se aglutinan por medio de estratos en pergamino unidos entre sí mediante aditamento de origen animal, formando una capa sólida y resistente.

 

Los enlaces lamidos y trabajados en forma geométrica se rematan posteriormente, entre las mencionadas capas de pergamino. De tal suerte, que su procedimiento artesanal desde el punto de vista técnico como estético se correlaciona perfectamente.

 

Los encuadernadores en este periodo transaccional de la colonia a la República o Gran Colombia, dan una  muestra de cambio substancial en la manera de elaborar los libros. Si bien es cierto, que todo viene de Europa, en la naciente República de Colombia los estilos de encuadernación  adquieren otros matices y otro lenguaje. Tal es el testimonio de los denominados libros contables o de registro.


Sobre José Eusebio Arias Casas

  • Nacido en Bogotá (Colombia), realizo estudios en Lingüística y literatura (Universidad Pedagógica Nacional). Su trabajo se desarrolla en el campo del estudios e investigación personalizada sobre la encuadernación clásica y, la restauración de libros patrimoniales (Fondos antiguos bibliotecas públicas).
    Ha dado conferencias y participado en diferentes congresos en Colombia:
    - Universidad Nacional de Colombia. Libros coloniales, patrimonio histórico de la nación. Bogotá, 2010.
    - Conferencia. Técnicas de encuadernación en Europa y la encuadernación en el Nuevo Reino de Granada. Archivo de Bogotá, 2008.
    - Congreso Iberoamericano de Archivos Universitarios. Universidad Javeriana. Ponente. “Del libro manuscrito al Impreso”. Bogotá, 2008.
    - Conferencia. La encuadernación clásica su restauración y conservación. En el encuentro: “Los libros Españoles en la capital Iberoamericana de la cultura y el libro”. Bogotá, 2007.

Comentarios